Sin rumbo 2009

Comienza el nuevo año y comienza sin un rumbo especial. No es problema de la crisis, ojo, sino un asunto personal y es que no se vislumbran grandes hitos los próximos 12 meses. Continuismo laboral, continuismo personal, continuismo familiar.

Este año nuevo no tengo previsto comprarme coche ni casa, dos compras que suelen ocupar bastante tiempo. Tampoco tengo previstas unas supervacaciones ya que tras nuestro megaviaje del verano 2008 por USA, la familia necesita un respiro.

Los niños crecen y salvo las ocupaciones y preocupaciones propias de su edad tampoco existe ningún hecho remarcable para este año: nacimientos, embarazos, elección de colegios, etc.. no hay de nada previsto. No tengo bodas de familia o amigos en lontananza.

En el trabajo no hay ningún reto extraordinario. A la espera de que surjan oportunidades importantes de la mano de Internet 2.0, no se anticipan grandes cambios.

En resumen, encefalograma plano. Pero mientras tanto aprovechemos para prepararnos, para esperar la próxima ola, ya sea mantener el blog al día, seguir impulsando la red de contactos en facebook o probar nuevos servicios como con twitter (http://twitter.com/jaimecuesta).

Pero twitter es cosa de otro post. Feliz año insulso.

3 comentarios:

Yoriento dijo...

Jaime, empezar con un plan pesimista siempre es una buena forma de conseguir más de lo que uno espera¡ :-)

Feliz año nueve. Un abrazo.

Jaime Cuesta dijo...

Ja, ja.

Ni pesimista ni optimista. Tan solo apático.

Yoriento dijo...

Jajaja Me recuerdas el post que publique con la frase de Garfield con la que se declaraba no perezoso sino apatico: los perezosos se interesan pero no hacen anda; los apáticos no se interesan por nada¡ ;-)

Los ciclos apáticos, van y vienen. Yo también los he visto¡ ;-)

Related Posts with Thumbnails
top