Dinosaurios de papel

Dinosaurios de papel llegan a mi puerta cada año. Yo no les dije que vinieran pero están ahí. Amarillos unos, blancos otros pero siempre relucientes. No soy el único en recibirles. Mis vecinos tienen sus propios dinosaurios bajo su puerta.

Este año los amarillos están sensiblemente más delgados. No se si será cáncer o un desajuste hormonal. O, mejor dicho, si será algo incurable o pasajero. Me inclino a lo primero con el apoyo de lo segundo, como cuando un anciano muere tras complicarse una gripe como las que había superado innumerables veces en su vida.

Si hay algún sitio donde poder inscribirse para que no me envíen más dinosaurios, lo agradecería, porque no me parece ético recibir cada año semejante cantidad de papel y tinta que no necesito, que no he pedido y que va directa a la basura.

En tiempos de Internet parece mentira que sea rentable publicar y distribuir las guías telefónicas en papel y repartirlas unilateralmente por España. En Madrid recibo tres ejemplares: Amarillas, Blancas y las amarillas de bolsillo, convertidas en un simple (y feo) callejero con muy pocas páginas de teléfonos. "¡Llévame en el coche!" implora. Sí, en el coche fúnebre directo al contenedor de reciclar papel.

Afortunadamente veo que las páginas amarillas han visto reducido su tamaño, no se si la crisis o el preludio de la extinción definitiva (por eso lo de dinosaurios...) está haciendo desertar a los anunciantes. Este año son 1082 páginas frente a las 1524 del año pasado (he encontrado la guia por casa, debió indultarse por los cupones porque del resto ni caso).

Siguiendo con la comparativa, este año no hay ni cupones (estas sentenciada chica) y vienen unos ridículos códigos BIDI de esos que "arrasan" entre la población. Lo peor es que los códigos no son ni enlaces a las propias páginas amarillas, sino al tiempo, a la cartelera y a las farmacias de guardia (¿pero siguen existiendo a pesar de las farmacias 24 horas que hay por todos lados?).

El otro día Dioni Nespral hablaba sobre el fin de los periódicos en papel, hemos asistido al fin de publicaciones especializadas como segundamano y ahora nos toca adivinar cuando nos pondrán las guías en la puerta por última vez. Espero que esta sea la última.

Foto: Via tiscar

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues a mi la versión pequeña me parece útil. Efectivamente la llevo en el coche y me ha sacado de más de una. Desde que me llama una amiga que vive en Berlín preguntándome el teléfono del hostal que había reservado y cuya web ha desaparecido, hasta buscar restaurantes para una cena de amigos improvisada. Todo ello, sin moverme de mi atasco.

Sobre las otras, las grandes, totalmente de acuerdo. Ayer les quité el plástico a las del año pasado para poder llevarlas al contenedor de papel.

Tatiana

Jaime Cuesta dijo...

Para el coche yo confío ciegamente en el móvil y su navegador Ópera Mini. Para algo soy geek.

Related Posts with Thumbnails
top