Con un "tablet" de hace casi 12 años

Unos compañeros de trabajo andaban haciendo cajas para una mudanza de edificio y, de lo más profundo de un armario, han rescatado una PDA (palm m100) que hace más de 11 años nos regalaron al dar de alta una cuenta en un banco, curiosamente, de la competencia.

Yo la mía la vendí sobre la marcha por unas 20.000 pesetas (120 euros), que entonces lo del Euro estaba solo en proyecto. El cacharro me atraía pero no quería pasar por la experiencia de llevar encima móvil del trabajo, móvil personal y la PDA.

¿Que era, y es, una PDA? Como bien define la wikipedia, PDA es el acrónimo de Personal Digital Assistant o lo que es lo mismo una Agenda electrónica. El lider absoluto de la categoría era la compañía Palm y sus terminales se caracterizaban por una "gran" pantalla táctil y un avanzado sistema de reconocimiento de escritura que permitía recoger anotaciones y textos escribiendo directamente en la pantalla.

Además, alrededor de las Palm, se crearon una serie de aplicaciones y juegos que convirtieron todo el ecosistema en un floreciente negocio, incluyendo ingeniosos artificios que podías enchufar a tu dispositivo para añadirle todo tipo de capacidades: GPS, teléfonos, memoria adicional... Porque, aunque ahora nos parezca increíble, las Palm no tenían teléfono. Tardaron en tenerlo de serie, pero con el tiempo y los avances en telefonía móvil, finalmente aparecieron modelos "todo en uno".

El ocaso de esta línea de negocio llego de la incipiente mejora en los terminales móviles y, a mi entender, del que yo llamo "el asesino silencioso": las primeras Blackberry potentes del fabricante canadiense RIM. También llegó windows, pero eso será otra historia. Los usuarios fueron dejando sus PDA en casa para pasar a utilizar nuevos teléfonos que cubrían sus necesidades al menos parcialmente.

Fue una muerte dulce y la gran mayoría de usuarios quedó agradecido y orgulloso de su historia con las PDA y con Palm en particular. Tanto es así que la marca sigue siendo valorada y HP, su actual dueño, la intenta reflotar como marca de móviles y tablets. Aunque la propia wikipedia considera a las PDA y a los smartphones la misma cosa desde un punto de vista tecnológico, para mí no son lo mismo.

Volviendo al "artefacto" de la foto, cuando la he cogido en mis manos, me ha sorprendido lo bien que ha soportado el paso del tiempo. No pesa mucho y tiene un tamaño y forma similar a los móviles actuales. Su pantalla tactil (técnica y funcionalmente diferente a las de los dispositivos actuales) la hace disimular mientras no la enciendas. Al hacerlo, su pantalla en blanco y negro y su resolución de punto gordo te sacan de la duda. Estás ante la historia. Una historia que tuvo pantalla táctil, apps, gadgets dedicados... a veces la historia se repite...

Espero que David Serantes y, especialmente, Alex Bergonzini hayan disfrutado con este artículo. A mi casi se me suelta una lagrimilla y eso que yo nunca tuve palm, bueno, la tuve pero no la usé.



3 comentarios:

serantes dijo...

Jaime, me ha encantado este recorrido que has hecho por la historia viva de las PDA (ODB como me gustaba llamarlas durante muchos años, por Ordenadores de Bolsillo). Felicidades por el post.
He sido/soy un fanático de la marca Palm (ahora HP) y de su sistema operativo Palm OS (ahora Web OS). Lo que más enganchaba de las Palm Pilot era su sencillez, su estabilidad, su autonomía, su resistencia y una componente social muy importante, basada en el intercambio de aplicaciones a través del avanzado método de conexión vía puerto IR (ondas de infrarrojo). Ponías una enfrente de la otra, seleccionabas la aplicación que deseabas y...pum, estaba en la otra Palm disponible para su utilización.
Es una maravilla poder ver con perspectiva este mundo tecnológico que tantas satisfacciones nos está dando a los que lo vivimos en el día a día.
Gracias por tu reflexión y disculpa el tocho.
Saludos
David Serantes

Bergonzini dijo...

Yo llegué a Palm de la mano de PalmAddict y PoderPDA, me compré una Z21 en eBay, se la regalé a mi mujer y al poco tiempo ya me estaba comprando una una T|E para mi (hace apenas un año la utilizaba como despertador). Me impresionó su OS, se podía hacer de todo y habían en el mercado un montón de aplicaciones disponibles. Ese gran abanico me llevó poco a poco al mundo de la productividad personal.

Palm marcó la historía que ahora leemos de Apple y HTC, guió a los fabricantes de teléfonos a algo más allá de sólo las llamadas y nos permite ahora disfrutar de multitud de operaciones que ya hacíamos hace más de once años, pero ahora con mejores prestaciones.

Para mi, la muerte de Palm fue un mal marketing, mientras la competencia ganaba terreno con dispositivos inalámbricos, Palm se quedó atrasada y ese escalón tecnológico nunca ha podido superarlo, ni incluso con la Palm Pre.

Palm OS, fue el mejor OS para dispositivos móviles. A día de hoy, aun lo hecho de menos comparandolo con mi Android.

Grandes recuerdos, gracias Jaime

Bergonzini

Jaime Cuesta dijo...

David, Alex,

Gracias por vuestros comentarios. Indudablemente Palm llegó al corazón de sus usuarios y algo no se gestionó bien para que la marca está desaparecida y con un legado en peligro,

Related Posts with Thumbnails
top