Revolución en los medios

Os recomiendo la atenta lectura de este artículo que publicó Albert Garcia Pujadas en su blog acerca de la revolución en los medios de comunicación. Tras unos años de convivencia tirante con internet, parece que 2010 va a ser un año clave en el cambio del modelo de negocio de muchas empresas del sector.

La diferencia respecto a otras transiciones, como la de las agencias de viajes, es que el cambio ha comenzado, pero el modelo de destino no está dibujado todavía. Nadie sabe donde acabarán las televisiones, las productoras, los periódicos... El modelo de negocio contra el que compiten no existe.

Este enemigo difuso hace que los zarpazos que lanzan sean completamente desmedidos y peligrosos, en cualquier dirección y sin pararse a distinguir víctimas inocentes de "culpables". A través de sus lobbies, como nuestro querido SGAE, atacan y presionan a las empresas de telecomunicaciones, a los nuevos medios en Internet, a cualquier negocio que utiliza la red, etc.

Y eso no es lo peor, en su paranoia acaban atacando a sus propios clientes, a sus usuarios. Nos llaman tontos, piratas, incultos y toda clase de lisonjas por no elegirles a ellos, por no dejarnos llevar, por pensar libremente al fin y al cabo.

Parece que no conocen eso de "El cliente siempre tiene la razón", es normal, llevan años sin escuchar, sus medios son canales unidireccionales, sus mensajes eran dogmas de fe y ahora ya no cuela. Llevan mucho tiempo decidiendo que vamos a ver o cuando lo vamos a ver, hasta nos imponen cómo lo tenemos que ver obligandonos a saltar a una TDT que no aporta nada nuevo.


Internet supone dar el poder al usuario, el decide que ve, cuando y con qué dispositivo, incluso puede elegir no verlo y quedarse escribiendo artículos como este que estás leyendo.

Algunos dicen que a los medios les quedan cartuchos en la recámara, no lo creo, la piedra rueda ladera abajo y, como indica Albert en los comentarios de su blog, no sabemos donde parará, ni siquiera si lo hará.

Espero vuestros comentarios. Gracias por adelantado.

2 comentarios:

Sergi Del Rio dijo...

Yo sólo discrepo de Albert Garcia y/o de ti en que 2010 no será el año. Aunque -puede que imperceptiblemente- si que la piedra empezará a rodar. Difícil situación la de los medios que, bajo mi punto de vista, se componen de:

1 - Línea editorial definida y muchas veces paralela a líneas políticas ya existentes en el "mercado político"
* El único valor que les quedará, y al que no veo absorbible por la e-volución. Tendencia a acentuar. Por cierto, esto vale igual para periódicos de información general, deportivos, salmón, prensa amarilla o incluso de los que hablan de tecnología (yo soy de Apple, yo no...)

2 - Agregación de noticias, a veces enfocadas desde la línea descrita anteriormente.
* Desaparecerá. Se extinguirá, vaya. Cada uno se agrega lo que guste con lo que quiera y venga de donde venga.

3 - Columnistas y otros colaboradores "con nombre propio".
* Tampoco pueden mantenerlo. Estas personas no necesitan a los periódicos. Basta con ver el ejemplo de Leopoldo Abadía p.ej. Ha empezado a ser columnista "después".

Por lo que creo que el periódico X evolucionará a un X reader, agregador de noticias, con servicios de recomendación y conectado a algún tipo de red relacional (es que lo de social no me ha gustado nunca), con gestión de obtención de información en tiempo real (esto no es periodismo; absorberá la plantilla de rotativas, informáticos...) añadiendo una línea editorial definida, que influirá sobre los criterios útilizados en la gestión de lo que he dicho anteriormente. Esto si es periodismo. Pero no tanto como antes, o como las míticas películas en B/N que me encantan y en que los periodistas son seres que te gustaría ser.

Ejem, disculpa por el rollo, Jaime. Interesantísimo post, de hecho lo hemos estado hablando en la comida con los compis.

Jaime Cuesta dijo...

Gracias Sergi, se ve que el post te ha "llegado" y te has lanzado a escribir como ya pocos hacen.

Es cierto que la huida hacia delante se corresponde con la radicalización y crispación de posturas, pero también cada día que pasa veo que eso es un camino sin retorno y con muy poco recorrido.

Los ciudadanos empezamos a estar hartos de crispación política, de radicalización y de conflicto y, directa o indirectamente, somos los que con nuestra audiencia decidimos qué medios sobrevivirán y cuáles no.

Hablamos a final de año.

Related Posts with Thumbnails
top